Blogia
Desorden

MOBY DICK

MOBY DICK

Hace un par de año empecé a leer "Moby Dick", de Herman Melville, llevado por mi deseo de leer grandes clásicos de la literatura. Además, recuerdo que en un libro que leí sobre aspectos de la novela, de un tal Forster, hablaban de este libro como de una de las cuatro grandes obras, donde el autor, en lugar de narrar, cantaba. Siempre me quedé con la duda de qué quería decir con eso Forster.

Y siempre me quedaré con esa duda. Porque después de dos años de esfuerzo he sido incapaz de terminar el libro. Ni siquiera creo haber llegado a la mitad. La ballena blanca me ha vencido. Las últimas veces que he intentado retomarlo ha sido imposible. El Pequod, que era el barco ballenero donde viajaban Ismael y su salvaje amigo Quiqueg, viajaba por Indonesia, en busca de la ballena blanca que atormentaba al capitán Ahab... pero nada, no he podido más. Me rindo.

Y mira que al principio me pareció apasionante. Historias de marinos y balleneros, aventuras en puerto y alta mar. Los primeros capítulos me encantaron. Pero después el autor comenzó a relatar aspecto del mundo de las ballenas y los balleneros que eran, sencillamente, un tostón. Y las largas jornadas en la mar en las que no pasaba nada no ayudaban tampoco a amenizar la lectura.

La ballena blanca tendrá que esperar. Yo de momento abandono su busqueda y captura.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

ace76 -

Haber visto la película, hombre! :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres