Blogia
Desorden

DESDE LA CUEVA DEL LAGARTO

DESDE LA CUEVA DEL LAGARTO

Anoche estuvimos en el concierto del Lagarto Amarillo en la Joy Eslava. Un concierto divertido, emocionante y bailable. El Lagarto Amarillo suena como si metieramos en una cocktelera andaluza a Manu Chao, Celtas Cortos y Extremoduro y la agitaramos bien.

Le costó, pero al final la Joy se llenó. La primera fila era nuestra, y tras hacernos esperar un poquillo, la gente de Lagarto Amarillo salió al escenario, rodeados por una mística musiquilla intrigante, tras la cual comenzó el concierto con un tema nuevo, "Estoy mintiendo de verdad". Tras arrancar al público a bailar, se lanzaron con dos temas de su primer disco: "Que la suerte te acompañe" (tema que da nombre a dicho disco) y "Mañana me voy".

Llegados a este punto indicaré que Lagarto Amarillo tiene dos discos, y que el segundo de ellos, "Distinto", es mucho mejor que el primero. Y por suerte, de este primer disco sólo escogieron las mejores canciones (sólo falto "Anoche").

Se habían anunciado colaboraciones en este concierto, y la primera de ellas llegó pronto: Josemi Carmona acompañó con su guitarra española a "Nana", sentados alrededor de una mesa de bar, echando un patxarán. Gran momento, que se vio superado por la mejor canción de este grupo: "Siempre y cuando". Este temazo fue alargado con una sección instrumental guitarrera y finalizada una vez más con el estribillo. Maravilloso. Ya tenían al público en el bolsillo, pero acabaron de conquistarnos con "Cuentame", la canción que sirvió de sintonía para la serie homónima.

La noche estuvo plagada de momentos estelares, destacando el "kantamelade", otra de sus grandes canciones, en las que les acompañó el cantante de Maldita Nerea, o el final con "El ultimo dia", "Entre nubes" y "Tengo un amigo alemán".

Uno de los momentos más sobrecogedores fue cuando apareció Antonio Vega para acompañar en un nuevo tema, llamado "Culpable". Aparte de mostrarnos su destreza tocando una guitarra de doce cuerdas, también nos mostró que, sin duda, las drogas son malas. Aquello no parecía Antonio Vega, sino los restos de Antonio Vega. Tembloroso, delgadísimo, mirada perdida... parecía que en cualquier momento fuera a caer muerto al suelo... y aun así consiguió cantar, tocar, y arrancar un aplauso.

Otro momento emocionante fue la primera canción del bis: "Al calor del invierno". No se que significado tendrá esta canción para Pablo, el cantante de Lagarto Amarillo, pero no pudo contener las lágrimas mientras la cantaba.

El concierto terminó con "Hoy", y todos salimos de buen humor y con ganas de cantar y bailar. Un recuerdo especial para la encargada de los teclados y la mandolina, que además se encargaba de animar el ambiente con su repertorio de sombreritos divertidos y trajes. Un muy buen concierto que ni siquiera los borrachos pesados y maleducados que no paraban de gritar detrás nuestra hubieran podido estropearlo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

rev -

Juntar Manu Chao, Celtas Cortos y Extremoduro, tiene pinta de ser un poco duro el tema, pero bueno, quien sabe igual hasta me gustan. De todas formas para que luego me digan a mi que yo soy un friki de la música, anda lo que hay por ahí suelto

mce79 -

algo de empujones sí que hubo, de los de buen rollo quiero decir. A mi también me gustan esos momentos.

No me fijé en la emoción del grupo, probablemente porque yo también estaba mirando entre emocionado y abrumado, a Antonio Vega, aunque mi novia me comentó después que, en efecto, se les veía muy emocionados durante la colaboración.

La_Ges -

Grandísimo concierto el de anoche. ¿Te fijaste en la emociَn con la que miraban todos (especialmente Patricia) a Antonio Vega?

Bueno, y tener a Jorge y Pablo cantando juntos el Kantamelade, siempre es memorable.

Lo que sí eché de menos fue un poco mلs de ambiente ska entre el pْblico... con lo que disfruto yo de esos ratitos de saltos, empujones y embrutecimiento, al fin y al cabo.

mce79 -

Los días que estoy liau no suelo ir ni a conciertos ni a restaurantes.

dee -

Normalmente paso olímpicamente de este tipo de artículos, pero... ¿no vas a muchos conciertos y restaurantes para lo liau que dices estar?
Ya sé que no es comparable dado mi estatus familiar, pero yo no recuerdo la última vez que estuve en un restaurante, ni en un cine, ni en un partido de fútbol... Eso sí, aburrirme tampoco me aburro.

mce79 -

intentando colgar youtubes he borrado los comentarios :S
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres