Blogia
Desorden

UN DIEZ PARA SHAKI

UN DIEZ PARA SHAKI

Todo estaba preparado para una noche perfecta. La compañía era muy buena, la lluvia nos dejó, el lunes tenía fiesta, los pies estaban descansados... Sólo faltaba que Shakira cumpliera.

En una plaza de toros de Pamplona abarrotada, poblada de banderas colombianas, con quince minutos de retraso, en cuanto la noche se hizo fuerte, comenzó el concierto de Shakira. Temía encontrarme con un concierto promocional de las fijaciones orales, con unos pocos guiños a anteriores trabajos, pero, por suerte, la colombiana repasó todos y cada uno de sus temas míticos, filtrándolos entre algunos de sus mejores y más modernos temas.

La puesta en escena, muy correcta. Casi una decena de músicos acompañaban a Shaki, dos pantallas gigantes la flanqueaban y otra aún más grande se disponía detrás suya. Juegos de luces y sombras ayudados por telones que subían y bajaban.

Empezamos con "Estoy aquí", el tema con el que se dio a conocer en España, para seguir con "Ahí te dejo Madrid" y "Dont Bother", quizá la mejor canción de su último disco. A continuación vino "Antología", de su primer disco, y "Hey You", del último.

Tras dar las gracias y asegurar que su objetivo era conseguir que lo pasaramos en grande, nos cantó "Inevitable". Fue algo chocante ver que el vestuario de la colombiana era muy de andar por casa: pantalón y camiseta negra y a correr. Aún así sus meneos de cadera consiguieron encender al público, que vibró con el "Si te vas", y bailó al son de la "Tortura" (canción esta para la cual Shakira se hizo un nudo en la camiseta para mostras sus caderas). No vino Alejandro Sanz, ni falta que hacía.

Cambio de tercio, y mientras en la pantalla gigante veiamos un número de ballet, Shakira se cambiaba de vestuario. Apareció con un traje de noche rojo espectacular para hacer el "No". Resultó que las mangas del traje se alargaban hasta el infinito, haciendo un juego de movimiento y color muy interesantes.

Una sensual danza del vientre sirvió para introducir el "Suerte" (Y no "Ojos así" como pensamos en un principio). Y tras presentar a la banda vino el momento más grande e inesperado de la noche: su mejor canción: "Pies descalzos sueños blancos", un detalle para aquellos fans que la seguimos desde el principio de los tiempos. "Ciega Sordomuda" sirvió para terminar la primera parte del concierto.

El bis comenzó con una nueva danza del vientre que sirvió, esta vez sí, para introducir "Ojos así". El concierto terminó con "Hips dont lie" y lluvia de confeti. Shakira se ganó el diez.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

mce79 -

No, nada de candelabros en la cabeza. ¿Que incomodo, no?

ace76 -

¿Y en lo del baile del vientre salía con un candelabro en la cabeza? Así fue en su anterior gira.

Pues vaya, cantó todos sus éxitos, grrr...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres